Tuesday, January 09, 2007

Mensaje (y lección) para la fanaticada

Advertencia liminar.

Este texto puede ser leído de dos formas: a) con humor, y b) con ardor.
Si ud. opta por la primera se reirá de su estupidez e ingenuidad.
Si ud. opta por la segunda, no volverá a leer este blog, o pondrá un comentario igualmente ardido.
De cualquier forma, remítase a la última línea de este post.


Estimado y despistado lector:

¿Acaso creyó usted que soy una especia de Big Brother, Erasmo Catarino o Yair, al que hay que apoyar en un reality show?

¿Acaso creyó usted que los pequeños cambios de humor (de los que todos somos presa) me llevarían a cancelar este blog creado para mi diversión?

¿Acaso creyó usted que los lectores realmente tienen poder sobre los que escribimos? ¿Que realmente nos importa su opinión?

Pues no.


Querido lector,

Por más que la tecnología nos haga pensar que lo que decimos tiene alguna importancia para alguien más; por más que los medios nos hagan pensar que tenemos alguna influencia sobre lo que se mantiene al aire, o sobre la vida de los blogs; por más que nuestra necesidad posmoderna de atención nos lleve a hacer llamadas o comentarios irrelevantes; por más que nuestros mentores nos hayan educado diciendo que todas las opiniones son válidas. Eso es una ingenuidad.

A mi, como a todo el que escribe, me vale madres lo que piense usted de mí. Mi blog sigue. Tan solo porque así lo deseo. En mi blog, soy Dios. Y Nietzsche se equivocaba. No he muerto.

Si usted me lee, bien. Si no, también. Si le gusta lo que escribo, bien. Si no, también.

No obstante, aprecio que, por primera vez, haya usted salido del closet (no en la acepción sexual, aunque también lo celebraría) y se haya atrevido a publicar aunque sea una línea.

También lo sé, soy arrogante y engreído. Pero, piénselo bien ¿puede usted hacer algo al respecto? ¿Escribirá una carta a blogger para que cancelen mi sitio? ¿Boicoteará mis escritos? ¿Dejará de visitar mi blog? ¿Se plantará en el segundo piso para impedir mi paso?

Al final, el consumidor no vale nada. El lector tampoco. Aunque nuestros tiempos digan lo contrario.

Leemos lo que otros quieren. Léame.

7 comments:

Anonymous said...

aunque no apoyé directamente el blog con un comment caí por msn.
he de expresar lo que provocó este post
"jajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajaja"

¿cómo no lo vi venir?

y aunque, estimado quejarino, le valga madres la opinión de sus lectores, debo decir que me gustaba mas el nuevo look.

saludos.

Anonymous said...

aunque no apoyé directamente el blog con un comment caí por msn.
he de expresar lo que provocó este post
"jajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajaja"

¿cómo no lo vi venir?

y aunque, estimado quejarino, le valga madres la opinión de sus lectores, debo decir que me gustaba mas el nuevo look.

saludos.

Londoner said...

Bótate!!!!!! y réstale un lector!!!!

D. said...

TU VANIDAD ES MUCHA, Y TU INTELIGENCIA TAMBIEN ASI QUE COMO NO JUNTASTE TUS 15, DEBISTE ENCONTRAR LA FORMA DIGNA DE NO CANCELAR TU BLOG, SE LEE GENIAL, MAS A AL MENOS A MI NO ME CONVENCE,

Carpy said...

Este es uno más de los ejemplos de qué tan patético puede ser alguien cuando no consigue lo que quiere. En lugar de obtener una arrolladora afluencia de comentarios, tuviste que mendigarlos. Ja! y luego dices que te vale madres? Mal, muy mal.

Anonymous said...

Pero claaarrrrrrrrrrrroooooo que "d" tiene razon!!!!!!!!!!!!
who is "d"? i need to know!! please

A.V. said...

Estimados lectores,

Veo que optaron por la segunda posibilidad!! Oséase el ardor!!!

Tómense la vida (y este blog) de forma más ligera...

Ya lo dijo ManRay: Si desterrásemos la palabra "serio" de nuestro lenguaje... muchas cosas se arreglarían!