Wednesday, August 15, 2007

Lo que alguien debería escribir o hacer

Julián algún día me comentó de un sitio en internet donde la gente escribía ideas o historias que consideraba que alguien más debería de tomarse el tiempo de realizar o escribir. Desde que me lo comentó, he pensado en por lo menos una centena de esas. Y es bueno que exista ese sitio, porque de no ser así, las ideas -o historias- se olvidarían fácilmente (como a mí me ocurre).

En fin, si alguien tiene la dirección de ese sitio, agradeceré me lo comunique de inmediato.

Esto viene a mi mente, porque mi memoria es caprichosa. Pero también porque veo un documental de Richard Dawkins titulado "The enemies of Reason" en el que confronta lo que él llama "la epidemia moderna del pensamiento irracional y supersticioso"; encarnada en astrólogos, personas que se comunican con los muertos, lectores de la mente, individuos abducidos, adoradores de las piedras y homeópatas. Mención aparte merece su alegato contra el pensamiento religioso.

En dicho documental (del cual solo he visto algunos extractos) Dawkins se lanza contra la "industria multimillonaria de la astrología que empobrece nuestra cultura". El Chuy resalta un dato: la prensa inglesa dedica más espacio al horóscopo que a la ciencia.

Yo no sé si Dawkins tenga razón al decir que nuestra cultura se empobrece por esta bien llamada industría. Después de todo, el pensamiento irracional y supersticioso siempre ha estado presente, tanto en Occidente, como en Oriente, como en aquello que era difícil de dividir entre Oriente y Occidente.

Pero esto es solo la introducción a una de las historias que me gustaría que alguien con talento contara.

Tengo un amigo que fue contratado hace algunos años para traducir los horóscopos de una revista editada en inglés a un periódico mexicano. Dicho amigo, huevón por convicción, prefería inventar los horóscopos en lugar de demorarse en hacer traducciones fieles al texto anglosajón.

Cuando me lo contó, pensé en cuántas personas conozco que leen religiosa y disciplinadamente su horóscopo. Y cuántas de esas, sugestionan su vida a lo que leyeron por la mañana. También pensé en mi pasado cristiano, cuando leía por la mañana algún extracto bíblico y lo reflexionaba y pensaba que ese extracto me ayudaría a enfrentar las vivencias de ese día. Lo cual hacía de mi amigo una especie de Dios, o Mesías, para la gente que confía en el horóscopo. ¡Cuántas vidas podía afectar mi amigo con una simple frase como: Hoy no es un buen día para emprender negocios o relaciones amorosas! ¿Cuántos negocios o posibles parejas (o historias) podrían quedar en el camino por la ociosidad de un traductor.

En fin, me parecería una gran historia alguna que girara en torno a estos eventos azarosos y su impacto sobre nuestra irracional, supersticiosa, estúpida y endeble vida.

P.D. El experimento me llevó más tiempo del esperado, así que no desesperen.

1 comment:

Guillermo said...

Yo sabía de esto. Pero salía en la revista. Quizá si le rascas más, encuentras algo. O compra la revista.

http://www.believermag.com/issues/200306/?read=idea_share