Friday, May 26, 2006

Explicaciones

He aquí la explicación (no solicitada) de mi abandono de la fe...

Después de todo, prefiero ser buena persona.

La fe y las montañas
Al principio la fe movía montañas sólo cuando era absolutamente necesario, con lo que el paisaje permanecía igual a sí mismo durante milenios.
Pero cuando la fe comenzó a propagarse y a la gente le pareció divertida la idea de mover montañas, éstas no hacían sino cambiar de sitio, y cada vez era más difícil encontrarlas en el lugar en que uno las había dejado la noche anterior; cosa que por supuesto creaba más dificultades que las que resolvía.
La buena gente prefirió entonces abandonar la fe y ahora las montañas permanecen por lo general en su sitio.
Cuando en la carretera se produce un derrumbe bajo el cual mueren varios viajeros, es que alguien, muy lejano o inmediato, tuvo un ligerísimo atisbo de fe.
Augusto Monterroso

2 comments:

Miguel Tormentas said...

otra explicación que tiene más que ver con teoreía de juegos es que al que madruga dios lo ayuda, pero entonces todos empezaron a despertarse más y más temprano hasta que todos comenzaban sus actividades al rayar el alba, pero entonces dios ayudaba a todos por igual, y así a pesar de contar con la infinita ayuda divina los vendedores no podían vender más que su competencia porque estos también la tenían, al igual que los deportistas o las personas atascadas en el tráfico

así que la gente dejó de madrugar y de buscar la ayuda de dios

Mariana said...

jajaja. está muy bueno. yo lo he intentado varias veces, pero eso de mover montañas no se me da mucho